Venta Juan de Dios-Montes de Toledo 47km

  01/11/2005
  02/11/2005
  5:06:06   Circular
  48 km.
  988 mt.
  100% 
  736-949 mt.
  569    74 
  Alta (67)
 Fecha .-
01/11/2005 9:46:47
01/11/2005 15:49:41
 Velocidad .-
Mínima:  0 km/h
Máxima:  35,1 km/h
Media:  9,7 km/h
Media  7,5 km/h
Media  11,5 km/h
 /  Tiempo/Distancia .-
Total  5:59:06 (48km)
Subiendo  2:36:17 (18,01km)
Bajando  1:59:55 (24,3km)
Llaneando  0:30:02 (5,53km)
Parado  0:53:00
 Desnivel .-
Acumulado  988 mt.
Acumulado  986 mt.
Diferencia:  2 mt.
 Elevación .-
Mínima  736 mt.
Máxima  949 mt.
 /  Desnivel/Distancia .-
 0-5%:  16,35 km.
 5-15%:  1,53 km.
10-15%:  0,71 km.
15-20%:  0,62 km.
20-25%:  0,3 km.
25-30%:  0,06 km.
> 30%:  0,04 km.
Descripción
Se sale desde el PKM129'5 de la N-401 Los Yébenes-Ciudad Real, desde un cortijo justo en frente del Castillo.
Comenzé la ruta solo, pues con la lluvia no se pudo ir el viernes con los compis. Tras pedir autorización a los dueños del cortijo dejé el coche delante sin molestar salida de carruajes y salí en dirección al castillo de Guadalerzas, que está muy bien conservado. Al entrar salieron disparados un montón de palomos que seguro se salvaron pues luego llegaron unos cazadores, momento en que me fuí. Estaba todo muy verde por las lluvias y los árboles preciosos con la llegada dell invierno. Bajé junto a la carretera por un carril muy chulo pero al llegar a la subida del monte me encontré con una valla que me costó lo suyo saltar, así que cambié de plan y empezé subiendo la trialera. Una vez arriba recorrí la cuerda según el plan previsto, pero al kilómetro y medio tuve que saltar otra valla, seguí la cuerda y se me cruzaron dos berracos enormes como motos y luego un montón de ciervos, habían muchos ruidos a los lados del camino de otros animales grandes y se me cruzaron muchos conejos, pero a los 3 kms otra valla más me paró y la que venía después tenía 3 filas de espino, y eso que los caminos de la cuerda son todos muy buenos y el bosque y las vistas fenomenales maldición no traje cinta aislante, así que volví atrás y bajé al camino de regreso ¡y solo había recorrido 14kms!. Tras descender seguí por un camino paralelo al de arriba viendo numerosos gamos por el camino, luego me encontré un lago lleno de patos y luego otra valla y traté de evitarla infructuosamente, durantre el rodeo ví un enorme ciervo con un árbol de cornamentas tan grande que tenía que ir con la cabeza erguida para poder andar. Luego ví un par de cabras montesas o algo así que se me enfrentaron no pudiendo pasar, tras fotografiarlos cojí carrerilla y me lanzé contra los bichos a 40km/hora berreando como un loco consiguiendo que se piraran y me dejaran pasar, entonces me ví completamente rodeado de parcelas llenas con cientos de gamos que hasta tenían aspersores para que tuvieran hierba fresca. Agobiado me dí la vuelta y salté la valla por el lugar donde tenía prevista mi ruta, entonces salté la última valla. Tenía previsto subir los montes de la izquierda de la carretera pero estaban totalmente encerrados entre vallas de alambre en plan campo de concentración ¡Qué fracaso, pensé, al final me saldrá una ruta de 24kms!, pero de repente encontré un bonito sendero sin cerrar que iba bordeando las montañas. Lo seguí no sin dificultad muy contento de mi suerte, por el camino seguía viendo gamos que parecían acompañarme en toda la ruta. Seguí entonces hasta un collado ya fuera de los tracks del gps y hasta fuera del mapa que llevaba, siguiendo mi instinto que me decía que más adelante en el collado habría una carretera y así fue. El camino seguía hacia la dehesa Boyal (única fiunca del ayuntamiento y no privada), giré a la izquierda y seguí hasta la finca La Fuenfría cuya dueña bronqueaba a su perro por mearse en la casa. Ella me dijo que los caminos de su finca iban a morir a almabradas y yo le creí por haberlo visto antes y me dijo que 5km más adelante había un camino libre para volver a mi coche. Durante los 7kms de carretera ví alambradas a ambos lados, hasta que donde ella me dijo me encontré el providencial camino. Dicho camino me llevó de vuelta por unos bosques preciosos cruzando varias veces el lecho de un río seco. Podía ver correr decenas de gamos cuya silueta recortaba el horizonte. Los caminos a la izquierda estaban todos cerrados por vallas con candado, no así los caminos a la derecha, pasé junto a un lago lleno de patos que levantaron el vuelo salpicando el agua cuando llegué. Pasé por un bonito cortijo donde bebí agua y luego por otro más grande y luego me encontré una estrecha carretera que moría en la estación de tren de Urda y de aquí volví al coche por la carretera nacional pues ya eran 47 currados kms. En definitiva: la ruta no me salió como pensaba, no pude hacer la cuerda completa pero a cambio encontré unos senderos fenomenales y ví más bichos que en todas las demás rutas juntas.
© Todos los derechos reservados a jlopez
Si usted tiene una web en la que desea mostrar estos datos, utilice el link mostrado en su navegador de esta misma página.