Campillo de Purchena - Lúcar - Somontín

  08/08/2009
  09/10/2010
  4:05:54   Circular
  35 km.
  1060 mt.
  100% 
  714-1255 mt.
  428    54 
  Alta (62)
 Fecha .-
08/08/2009 7:29:23
08/08/2009 12:32:02
 Velocidad .-
Mínima:  0 km/h
Máxima:  44,9 km/h
Media:  11,9 km/h
Media  6,2 km/h
Media  17,1 km/h
 /  Tiempo/Distancia .-
Total  5:00:05 (35km)
Subiendo  2:38:01 (15,17km)
Bajando  1:13:22 (17,77km)
Llaneando  0:14:35 (2,35km)
Parado  0:54:11
 Desnivel .-
Acumulado  1060 mt.
Acumulado  1070 mt.
Diferencia:  10 mt.
 Elevación .-
Mínima  714 mt.
Máxima  1255 mt.
 /  Desnivel/Distancia .-
 0-5%:  9,51 km.
 5-15%:  5,09 km.
10-15%:  1,54 km.
15-20%:  0,11 km.
20-25%:  0 km.
25-30%:  0 km.
> 30%:  0 km.
Descripción
El día está nublado, la ruta será menos calurosa, pero las fotos tendrán menos luz. Como en ocasiones anteriores, salimos del Hondo del Campillo por Cuesta Blanca pasamos junto al cortijo de los Lirias, Pavión y llegamos a la rambla del Arenal. La tomaremos en sentido ascendente hasta la bifurcación que nos saca de la rambla y nos lleva hasta Cascaire. Desde Cascaire, parada obligada de descanso, observamos la bajada que se nos presenta, más larga de lo que parece pues se desdibuja entre los árboles. El camino se acaba y, como no, en una rambla por la que avanzamos con precaución pues la pendiente y la arena son malas compañeras.
Poco después llegamos a la pista que nos permite llegar hasta Lúcar casi sin pedalear, solo casi, el último kilómetro hasta la cantera es cuesta arriba, pero con poca pendiente para lo que se estila por estos montes. Rozamos Lúcar que se queda a nuestra derecha y seguimos descendiendo en busca de la rambla de Lúcar y por la que seguiremos descendiendo con la idea en la mente de que todo lo que bajamos luego hay que subirlo.
Tras avanzar algo más de 1 km encontramos a nuestra izquierda una calzada asfaltada que nos sacará de la rambla y nos permitirá llegar rápidamente hasta Somontín, población que atravesamos por un lateral en dirección a sus canteras, ya en deshuso, y a las que llegaremos tras subir las pendientes más duras de todo el camino. La ventaja es que al ir despacio podemos admirar el valle del Almanzora y las poblaciones que alberga. Poco después de las canteras de Somontín, más concretamente desde el mirador Cerro de la Cruz el camino es de cemento lo que facilita mucho la adherencia en las curvas y frenadas. El cemento acaba en la rambla del Arenal que tomaremos en sentido ascendente hasta encontrar el camino, a nuestra derecha, por el que vinimos al iniciar la ruta. Una vez allí, solo seguir las miguitas de pan que fuimos echando por la mañana para llegar al Hondo del Campillo.
© Todos los derechos reservados a jalvarez
Si usted tiene una web en la que desea mostrar estos datos, utilice el link mostrado en su navegador de esta misma página.