Casa de Uceda

  02/02/2014
  04/02/2014
  4:55:49   Circular
  32 km.
  1039 mt.
  100% 
  706-934 mt.
  290    31 
  Alta (57)
 Fecha .-
02/02/2014 10:01:07
02/02/2014 15:40:42
 Velocidad .-
Mínima:  0 km/h
Máxima:  32,4 km/h
Media:  7,9 km/h
Media  6,3 km/h
Media  9,2 km/h
 /  Tiempo/Distancia .-
Total  5:36:05 (32km)
Subiendo  2:27:15 (13,08km)
Bajando  1:58:01 (14,76km)
Llaneando  0:30:06 (3,97km)
Parado  0:40:16
 Desnivel .-
Acumulado  1039 mt.
Acumulado  1036 mt.
Diferencia:  3 mt.
 Elevación .-
Mínima  706 mt.
Máxima  934 mt.
 /  Desnivel/Distancia .-
 0-5%:  13,14 km.
 5-15%:  3,03 km.
10-15%:  0,87 km.
15-20%:  0,21 km.
20-25%:  0,06 km.
25-30%:  0,03 km.
> 30%:  0,06 km.
Descripción
Esta ruta está a 60kms de Madrid, a medio camino entre la capital y Guadalajara.
A pesar de ser pleno invierno hacía sol, por lo que no tuve que ponerme demasiado abrigo, salí del pueblo por caminos de tierra de labor, por un enorme llano de esos que se ve la curvatura de la Tierra, sin embargo a la izquierda se veía monte hacia abajo con barrancos rojos de yeso en medio del bosque, al cabo de un par de kilómetros bajé por el bosque de encinas, convirtiéndose más abajo en monte bajo, vi un gamo saltando por las tierras de labor con el culo blanco, de vez en cuando las perdices salían disparadas dándome un susto, todo lo que había era camino de tierra, casas abandonadas o de ganado sin ganado y mucho campo. Más abajo había algún roble. Había algún charco pero se podía pasar por al lado sin mancharse mucho a pesar de que había llovido bastante, se ve que los caminos están muy bien conservados. Saludé a cuatro moteros que pronto se llevaron el ruido a otra parte. De vez en cuando hacía alguna conexión por caminos de grava, el río se veía caudaloso por las lluvias, suerte que no había que cruzarlo, seguí un sendero semiabandonado de esos tapizados de alfombra verde sobre los que se cicla bien, al llegar a un curioso acueducto conviene acortar por el río seco, pasando por unos paisajes junto al río que hubiera estado bien hacer en primavera u otoño con los altos álamos cargados de hojas. Vi una casa mal cerrada con todas las pertenencias, incluyendo un televisor minúsculo y un par de cedés de celtas cortos y Julio Iglesias la cual cerré el candado que se dejaron abierto. Pero más adelante me topé con el río que tuve que cruzar, el primer tramo lo hice montado y apenas me mojé el pié, pero en el segundo topé con piedra y me mojé los dos piés, por lo que me quité los botines de invierno y estrujé los calcetines para poder seguir la ruta sin problemas, es por ello que conviene hacerla con algo más de calor. A los 20 kilómetros justos de caminos de tierra me encontré con el asfalto, lo cual me permitió hacer unos cuantos kilómetros a una velocidad razonable, luego bajé para cruzar otra vez el río, aquí fué peor pues el tramo es más largo, así que a estrujar otra vez los calcetines y a subir la cuesta para entrar en calor, luego pasé por un sitio donde entrenan los militronchos con alambradas y puestos de ametralladora y subí por el bosque bajo pero la zona de la derecha estaba totalmente quemada, no había ni una brizna de hierva, sin embargo por la zona militar de la izquierda se conserva verde, según me dijeron luego en el bar hacía dos años hubo un incendio que debían haber parado antes de que llegara a esa zona.
En suma una ruta aventurera, no recomendada a más de 28º de temperatura pues pega el sol ni con mucho frío, muy distinta a los bosques de pinos de otras zonas de la Sierra de Guadarrama. Hay un tramo quemado de dos o tres kilómetros cerca del pueblo.
© Todos los derechos reservados a jlopez
Si usted tiene una web en la que desea mostrar estos datos, utilice el link mostrado en su navegador de esta misma página.